Cómo actúa 400 Mawozo, el grupo criminal más peligroso de Haití que se dedica a los secuestros en masa y tiene como rehenes a 17 misioneros norteamericanos

Sus miembros tienen aterrorizada a la mitad de la capital del país. Peleas entre bandas y reclutamiento de niños y adolescentes.

Dos hombres protestan contra la ola de secuestros extorsivos que vive el país.

Los grupos criminales son un problema cada vez más recurrente en Haití, el país más pobre del continente. Pero hay una banda que en los últimos tiempos se ha caracterizado por su violencia y por una modalidad de delito que está causando estragos en esta atribulada nación del Caribe: los secuestros en masa.

En el último caso que conmocionó a la sociedad haitiana y estadounidense, un grupo de 17 misioneros de Estados Unidos y sus familias fueron secuestrados el sábado por la banda más peligrosa del país conocida como 400 Mawozo. Los rehenes son miembros de Christian Aid Ministries (Ministerios de Ayuda Cristiana), con sede en Ohio.

Dónde actúa el grupo 400 Mawozo

Este grupo armado que se autodenomina 400 Mawozo controla la localidad de Ganthier, en la periferia de Puerto Príncipe, la capital del país. Allí, nada escapa al control de este grupo criminal que ha sembrado el terror en la zona.

Según The New York Times, la banda se ocupa a los secuestros masivos. De esa manera, han tomado como rehenes a decenas de personas mientras se desplazaban en autobuses por su “territorio” en los últimos meses. Los misioneros, incluidos tres niños (uno de apenas dos años de edad), fueron secuestrados cuando regresaban de una visita a un orfanato en Croix des Bouquets, en las afueras de la capital.

Foto tomada el 17 de octubre del 2021 de la sede de Christian Aid Ministries en Berlin, Ohio. Un total de 17 misioneros de ese grupo fueron secuestrados en Haití.

La banda ha secuestrado en esa área a empresarios y policías. Pero además sus miembros suelen enfrentarse con grupos rivales por el control del distrito, en especial contra la banda Rémy, que actúa en la misma zona.

Incluso se sospecha que miembros de los 400 Mawozo están detrás del asesinato del famoso escultor Anderson Belony. El crimen ocurrió el martes pasado y conmocionó al mundo de la cultura haitiana.

Un territorio fantasma en medio de la huida de la población

Según denuncian habitantes de Puerto Príncipe, la región de Croix des Bousquets es hoy una zona fantasma. Muchas personas huyeron de sus casas por temor a la violencia.

Gédéon Jean, director del Centro de Análisis de Investigación en Derechos Humanos (CARDH), aseguró a The Washington Post que el “modus operandi” de la banda armada es “secuestrar autos y autobuses enteros” y pedir después “un precio para liberar a todo el mundo”.

Los secuestros, según denuncias, se realizan incluso al voleo. Ha habido casos de secuestros de vendedores ambulantes cuyas familias no tienen recursos para pagar un rescate. En estos casos, a cambio de su liberación, se les exige entregar aparatos electrónicos que van desde radios hasta heladeras. La banda, de acuerdo a reportes citados por la prensa norteamericana, controla casi la mitad de la capital.

La banda 400 Mawozo recluta a niños y adolescentes

Las denuncias se apilan en las comisarías. Los miembros de 400 Mawozo violan mujeres y reclutan a niños y adolescentes que, al crecer, son más agresivos y peligrosos que sus antecesores.

La violencia no respeta a nadie. Antes, según The New York Times, las Iglesias eran un territorio sagrado a salvo de cualquier tipo de violencia. Hoy los sacerdotes son secuestrados incluso a mitad de sus sermones y a la vista de todos. Y cada acción lleva la firma de los 400 Mawozo.

Los misioneros norteamericanos no fueron los primeros religiosos en caer en sus garras. En abril pasado, siete religiosos franceses fueron secuestrados por la banda en esa misma zona. Los secuestradores exigían un millón de dólares de rescate. Fueron liberados 20 días después en un absoluto hermetismo.

Las pandillas concedieron una breve tregua en los secuestros de dos semanas entre el asesinato del presidente Jovenel Moise, perpetrado el 7 de julio, y su entierro, llevado a cabo el día 23 del mismo mes, pero después reactivaron su actividad. En lo que va del año, se perpetraron al menos 628 secuestros en el país, de los cuales 29 involucraron a extranjeros, según la ONG Centro para el Análisis y la Investigación de Derechos Humanos, con sede en Puerto Príncipe. Desde julio, la cifra se disparó casi 300%.

Compruebe también

Brasil cierra sus fronteras a seis países

Brasil cierra sus fronteras a seis países

El gobierno de Jair Bolsonaro se propuso «resguardar a los brasileños en esta nueva fase …

El presidente del Napoli sobre Diego: «Maradona es un mito»

El presidente del Napoli sobre Diego: «Maradona es un mito»

Aurelio De Laurentiis habló de lo que significa el astro argentino tanto para el club …

Dejanos tu comentario